Montevideo gay

Aquí tienes las principales opciones en alojamiento, boliches, discotecas y centros de esparcimiento y encuentro, dirigidos al turismo gay. Conoce Montevideo gay a través de estas propuestas que te presentamos.

Alojamiento gay en Montevideo

Casa de los Príncipes Bed and Breakfast: es un hostel ubicado en pleno centro de la ciudad de Montevideo, en la esquina de las calles Cerro Largo y Tristán Narvaja. Ocupa una antigua y tradicional residencia familiar, que fue restaurada y decorada con un detallado estilo clásico en el interior.

Este alojamiento ofrece té y café de cortesía las 24 horas y acceso a Internet gratuito. Tiene una terraza con barbacoa, una cocina equipada para uso de los huéspedes, salas de estar y una sala comedor. Las habitaciones dobles o singles están equipadas con televisión y aire acondicionado. Además hay habitaciones especiales con baño privado.

Slpendido Hotel: este alojamiento combina servicios de hostel con servicios de hotel. Se encuentra en plena Ciudad Vieja, frente al Teatro Solís, sobre un boliche de la calle peatonal Bartolomé Mitre. Goza de una privilegiada ubicación y ocupa el edificio del antiguo Hotel Solís. En el interior exhibe un singular y cuidado estilo retro.

Los espacios comunes son una cocina completamente equipada, y sala de estar con juegos de mesa, acceso a Internet, DVD y televisión por cable. Las habitaciones tienen minibar y lockers (sólo en las habitaciones compartidas). Además se proporcionan servicios de lavandería, traslados, información turística, room service las 24 horas y peluquería.

La Puerta Negra Bed and Breakfast: es un hostel ubicado en el barrio Palermo, sobre la calle Durazno, esquina Salto. Queda bien cerca del centro de Montevideo y a escasas cuadras de la rambla. Se trata de una casa decorada con estilo, que tiene una amplia terraza para tomar sol, un living y un hall donde los huéspedes se reúnen a conversar o a mirar películas. Se organizan cenas íntimas los fines de semana y fiestas especiales para fin de año.

Sitios de encuentro gay en Montevideo

Sobre la calle Julio Herrera y Obes 1240 se encuentra Korpus Sauna, un sitio de encuentros para gay, en pleno centro de Montevideo. Aquí podrás relajarte en un baño a vapor, sauna y salas de relajación. Puedes tomar sesiones de masajes, darte una ducha, hacer uso sin costo adicional de las cabinas privadas, tomar alguna bebida en el bar o mirar una película en la sala de videos. Permanece abierto de lunes a jueves de 15 a 24 horas, los viernes y sábados de 15 a 8 y domingos de 15 a 3 hs.

Blue Cat Sauna se encuentra sobre la calle Democracia 1811, bien cerca de la terminal de ómnibus de Tres Cruces. Las instalaciones de este centro de encuentros incluyen sala de musculación, sauna seco, sauna a vapor, jacuzzi, y sala de videos. Además se ofrecen los servicios de masajes, peluquería, cuenta con cabinas privadas y solárium natural.

Boliches y restaurantes gay en Montevideo

Si quieres un ambiente íntimo y relajado para salir a la noche, puedes visitar el boliche bailable Small Club ubicado en la calle Brandzen 2172 bis en el centro de la ciudad, que abre a partir de las 23 horas. Otras propuestas son Cain Dance sobre la calle Cerro Largo 1833 que abre sus puertas a partir de las doce de la noche, y Il Tempo cerca del Parque Rodó, sobre la calle Gonzalo Ramírez 2121, esquina Salterain.

Si buscas un lugar sofisticado para salir a comer, puedes ir al restaurante Francis, ubicado en la calle Luis de la Torre, esquina José María Montero, en el barrio de Punta Carretas. Hace seis años que Francis abrió sus puertas y ya se ha convertido en un referente de la gastronomía motevideana. Ofrece exquisitos platos de mariscos y pescados a los comensales, y también se destaca en la preparación de carnes a la parilla y pastas. Si bien la especialidad es la cocina mediterránea, en el restaurante Francis también podrás degustar un buen sushi.

Si te estás hospedando en la Ciudad Vieja, en la calle Reconquista tienes un restaurante que también vale la pena visitar. La Pasionaria ocupa una antigua casona que data de 1856. En esta arquitectura se mezclan elementos, muebles y piezas contemporáneas. En el edificio funciona, además del restaurante El Beso, un estudio de diseño, tienda, boutique, librería y una galería de arte.

Para probar una buena parrilla uruguaya, puedes ir a comer a Don Koto, ubicado sobre la zona céntrica, en la calle Colonia que corre paralela a 18 de Julio. Es un ambiente sencillo y cálido, donde las especialidades son las carnes a la parilla, el pollo agridulce y las pastas caseras. Aquí no encontrarás un ambiente especialmente decorado, pero sí comida de muy buena calidad.