El Mercado del Puerto de Montevideo

Uno de los mejores sitios para probar carne a la parilla y un buen vino uruguayo es el Mercado del Puerto de Montevideo, ubicado sobre la Rambla 25 de Agosto de la Ciudad Vieja. La entrada principal se encuentra justo en frente de la Administración Nacional del Aduanas y a la entrada del la Terminal Fluviomarítima. En este centro gastronómico funcionan catorce restaurantes que cuentan con una amplia capacidad locativa.

El Mercado nace en 1885 por iniciativa del español Pedro Saenz de Zumarán, en el predio conocido en la época como el Baño de los Padres. En 1868 se trasladó al actual edificio, una construcción hecha con piezas de metal traídas desde Liverpool. El edificio está declarado Monumento Histórico Nacional porque a pesar de las reformas que tuvo en todos estos años, aún conserva la estructura básica y la fachada original. También se conserva en muy buen estado un reloj inglés en el centro del salón, que lleva casi 130 años en el mismo sitio.

El Mercado del Puerto permanece abierto todos los días para el almuerzo. De noche está cerrado el salón principal, pero los restaurantes que tienen extensión hacia la calle peatonal también están abiertos para la cena. Ocasionalmente se ofrecen espectáculos de música en vivo. Este recinto es el escenario preferido de los montevideanos para despedir el año. Todos los 31 de diciembre al medio día, el Mercado del Puerto se llena gente que sale de trabajar de las oficinas de la Ciudad Vieja.

Gastronomía y atracciones en el Mercado del Puerto de Montevideo

Al entrar al Mercado del Puerto, en seguida se ve el reloj inglés apostado en el centro y se ven las enormes parillas de los restaurantes donde los cocineros preparan la carne y las achuras, que tradicionalmente acompañan el asado uruguayo. Los pescados, los maricos, los pescados y las pastas también tienen protagonismo en el Mercado del Puerto.

Además de probar un buen tannat uruguayo en cualquiera de los locales gastronómicos del Mercado, puedes dirigirte al restaurante Roldós y probar el exclusivo Medio y Medio. Es una combinación de vino dulce espumoso con vino blanco seco, cuya invención lleva la marca y se atribuye a la invención del restaurante.

El Mercado del Puerto es un exponente de la tradición y las costumbres uruguayas no sólo por la preparación de los platos. En el interior del Mercado hay además kioscos y locales donde se venden artesanías locales y obras de arte. También afuera hay puestos de artesanos, donde predominan antigüedades y productos confeccionados con materiales de la región como el cuero y la lana.